jueves, agosto 30, 2007

LUCIANA


LUCIANA


Un día estaba Luciana contándole a sus amigas, todo lo que tenía,todo lo que le regalaron, todo lo que le habían comparado y solo hablaba nada más que ella.

Por que yo esto, yo aquello, yo, yo y nada más que yo.

Ella no se daba cuenta, pero cada vez se alejaba más de sus amigas.

Cuando se acercaba a sus amigas, que estaban hablando, se callaban y se iban de a una.

Pasaron semanas y cada día estaba más sola.

Una tarde hablando con su abuela, le contò lo que le estaba pasando.

La abuela le dijo:_¡Por solo hablar de vos, te quedaste sola.

! El lunes, Luciana le pidió permiso a su maestra,para hablar con sus compañeras y les dijo: _¡Chicas!,¿ Me disculpan? ¡Sin darme cuenta estaba siendo muy egoista.!

Luciana volvió a recuperar a todas sus amigas y aprendió que..... LA AMISTAD....no se lleva bien...con hablar siempre de si mismo.


CYNTHIA SERRANO 6º AÑO 11 AÑOS ESCUELA Nª 39 PILAR


tormenta del mar dijo... Besos a Luciana, que aprendió una gran lección!!!!Está re lindo el blog de los niños!!!!Besos de Hada para todos ellos!!!! 7:17 PM

klimt dijo... las abuelas...ahh la sabiduría de las abuelas! 1:20 AM

MentesSueltas dijo... Hermosa enseñanza, un abrazo a Luciana.MentesSueltas 8:02 AM Buscando Una Salida dijo... Hola!!!Si serán sabios los niños...Te invito a que visites(una vez más)ntro blog. Y que dentro de tus posibilidades y tus ganas, lo difundas!!!BUSCANDO UNA SALIDA no deja de crecer...y tenemos muchas ganas de que se conozca aún más.Un abrazo fuerte. 8:15 PM

3 comentarios:

Nanny Lidia dijo...

buena enseñanza, a veces la soledad la buscamos sin darnos cuenta.
besos

EL HIPPIE VIEJO dijo...

LOS AÑOS ENSEÑAN CARLOS.
MUY BUENA LECCIÒN!

PARA IMITAR,
TODOS,
NO SOLAMENTE LOS NIÑOS.

BIEN POR LUCIANA!!!


UN ABRAZO AMIGO


ADAL

Popi dijo...

Es que siempre que vengo a parar a esta página me entra una sensación como de algo grande que estás gestando a tu alrededor que me maravilla. Esos niños son el futuro Carlos, y tú estás ayudando a que sea mejor oríentándoles en el difícil arte de vivir.
Mis respetos, caballero de las almas en construcción.
Y mis respetos a Luciana, por supuesto y sobre todo.
Abrazos!